13.4 C
Buenos Aires
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

La importancia del análisis de datos y su sistematización

En nuestra vida cotidiana vivimos brindando datos, ya sea en redes sociales, en e-commerce, formularios en bancos, encuestas, escuelas, todo el tiempo- de manera consentida o no-. Ahora bien, ¿nos preguntamos qué sucede con toda esa información que damos? ¿Quién la tiene y para qué?

Cada lugar nos solicita datos de distinta manera, pueden ser escritos, electrónicos o simplemente pedir una fecha de nacimiento para cruzar con otras bases y obtener la información. Esto también repercute en cómo ese organismo o institución los almacena y sobre todo cómo los utiliza. Veamos por ejemplo el caso del sector público: allí seguramente se encuentre multiplicada la información por la falta de sistematización y por ello es tan importante la optimización de la captación de datos, que redundará en la mejora de los sistemas, de los usuarios y sobre todo permitirá tener más y mejor información para la toma de decisiones en las políticas públicas.

Para ello hay que tomar algunas distinciones: los datos son los elementos primarios, valores que por sí solos no dicen nada (ejemplos: un nombre, una cifra, un teléfono, una fecha). Lo que realmente importa son esos datos procesados que derivan en información concreta y que resultan útiles para la toma de decisiones.

¿Por qué es tan importante la información estadística en un organismo público?

Si bien en su gran mayoría, las instituciones toman los datos para la propia gestión del organismo y no con fines estadísticos, el hacerlo con este objetivo tiene beneficios concretos:

· Permite que la información sea de buena calidad a un menor costo, ya que los datos han sido capturados previamente por el mismo Estado.

· Reduce los errores de información, dado que es la misma persona quien lo suministra.

· La información puede complementar a los censos o muestreos permitiendo generar estadísticas con mayor desagregación geográfica y subpoblacional.

· En muchos casos se obtiene mayor cobertura porque incluye a aquellas personas reacias a proporcionar información públicamente.

Sumar los registros administrativos como estadísticas es un proceso que no es fácil ni rápido. Sin embargo existe experiencia internacional positiva entre la que se puede mencionar a Suecia, donde el censo es íntegramente realizado a partir de registros. O Polonia, quien realiza su censo mediante la combinación de datos provenientes de registros y encuestas por muestreo- demostrando que esta es una técnica exitosa.

Debemos ver a los datos como un activo valioso para la toma de decisiones y acciones que nos van a permitir gestionar la información y nos brindarán confianza para respaldar los pasos que demos.

Por su parte, en el sector privado, las empresas están priorizando cada vez más recabar sus propios datos y procesarlos, porque con los datos obtenidos se facilita la innovación, el desarrollo y la transformación.

Entonces, cualquiera sea la organización y el motivo, tomando en cuenta que el crecimiento de los datos es enorme, sin dudas la necesidad de ordenarlos lo es también.

Mercedes Ottaviano - Directora Ejecutiva Leading Education

Artículos relacionados

Las últimas noticias